martes, 25 de agosto de 2015

SICILIA PARTE III, SUBIENDO AL ETNA Y STROMBOLI, UNA ISLA PARA PERDERSE

Bueno, pues vamos a terminar esta ronda por Sicilia subiendo al Etna y perdiéndonos por Stromboli, una isla diminuta donde el volcán preside la vida de su pequeña aldea de 400 habitantes.

El Etna se encuentra en la región de Catania, y lo primero que llama la atención de esta zona es la exuberancia de su vegetación: lo que aquí son arbustos de flor allí se convierten en árboles, las flores que aquí están en macetas allí son arbustos gigantes...y he visto las sandías más grandes de mi vida, con deciros que de un octavo comimos cuatro y aún sobro! Fácilmente pesarían 20 kilos, no exagero. El Etna está omnipresente, su silueta con penacho de humo atrae las miradas continuamente. Para subir hasta allí hay dos opciones, la ladera Norte y la Sur. Lo que me pareció es muy turístico, cuesta un auténtico dineral subir, entre el funicular, el 4x4 y luego la excursión a pie (muy fácil). Y si quieres subir al cráter central, hay que pagar aún más. Pero íbamos con mis padres y nos decidimos por lo fácil. El paisaje cambia abruptamente y se convierte en lunar. Arriba hace frío y hay fumarolas por todas partes, y se ven los resto de lava de erupciones anteriores (el Etna está vivo y bastante despierto, la última erupción fuerte fue en 2003 así que ya le va tocando).





Hay pequeños cráteres por todas partes que le dan al paisaje un encanto especial.

Y ya marchándonos nos encontramos un túnel creado por la lava que bajamos a explorar con unos frontales que unos chicos franceses que salían nos dejaron amablemente. Fue muy curioso caminar en la oscuridad total sabiendo que estabas debajo del volcán.



Al día siguiente cogimos un ferry y llegamos a Stromboli, una pequeña isla del archipiélago de las Eolias que tiene sólo 12 kilómetros cuadrados, donde las faldas del volcán dejan espacio para una pequeña aldea nada más. Allí nada más bajar del barco nos recibió un cartel muy poco halagüeño:


Esa noche hicimos un trekking nocturno con la esperanza de que el volcán nos reglase algunos de sus muy famosos estallidos, temblores y fogonazos, que en época de actividad se suceden cada veinte minutos. Pero tuvimos mala suerte ya que había tenido una pequeña erupción en Abril y tras esos momentos suele descansar unos cinco meses, así que nos quedamos sin ver nada, porque además se puso una nube tremenda en el cráter.


A pesar de estar "descansando" la presencia de gases y humo es permanente.


Casi nos ahogamos subiendo! Olía fatal y picaba la garganta, pero eso le añadía emoción al asunto.


Una vez llegas a la cima te tienes que vestir de esta guisa por seguridad:



Y al día siguiente, tras disfrutar de la preciosas y negras playas de la isla, con un agua caliente como en una bañera (al fin y al cabo es parecido a bañarte en un caldero jaja!) regresamos a Sicilia, donde pasamos la última noche en Cefalú, un precioso pueblo, antes de regresar a España.


Éstas han sido mis vacaciones, espero que os hayan gustado y no haberos aburrido, a mí me gusta tanto ver entradas de este tipo en otros blogs que presupongo que a todo el mundo le tiene que gustar jaja!

Y vosotros ¿Os habéis ido ya? ¿Dónde habéis estado o vais a estar?

martes, 18 de agosto de 2015

SICILIA PARTE II: OUTFIT EN TAORMINA

Hoy os quiero enseñar un precioso pueblo siciliano de la zona de Catania, muy cerquita del volcán Etna, situado en lo alto de un peñón escarpado a orillas del mar al que hay que subir en funicular, que últimamente se está poniendo muy de moda y dicen que le está empezando a hacer la competencia al mismísimo Santorini. El encanto de este último, con sus casas blancas y tejados azules no lo tiene, pero está lleno de rincones especiales llenos de magia en los que te puedes encontrar hasta una boda. La pega, que está lleno de gente. Y eso que nosotros fuimos al atardecer, porque por las mañanas deben descargar ahí los cruceros y eso debe ser horrible. Y para hacer turismo, nada mejor que ir de plano, por supuesto. Pero hay que intentar no perder el glamour ni yendo de turista jaja! Espero que os guste:















- Mono.- Basic
- Sandalias.- Foxy
- Bolso.- Primark

Bueno, tengo una curiosidad ¿Sois de los/las que hacéis turismo divinos de la muerte, o preferís ir cómodos ya que vais a patear un sitio hasta descubrir todos sus rincones?

martes, 11 de agosto de 2015

VIAJES: SICILIA PARTE I

Hola a todos! Si es que en cuanto me descuido pasan un par de semanas y no he hecho ni entrar al blog!! Aquí estoy de vuelta con una entrada en la que os enseño un poco de esa Sicilia que me ha enamorado. Una isla preciosa en la que encuentras todo lo que quieras: naturaleza exuberante, playas blancas, playas negras, volcanes, ciudades decadentes y llenas de rincones con encanto, ruinas griegas, romanas, gente encantadora, poco turismo y la emoción de conducir por un lugar en el que las normas se han hecho para romperse ;)

Espero que os guste este pequeño recorrido por Palermo, Agrigento, Punta Secca (donde pasamos unos días en la casa del Comisario Montalbano, por si alguien sigue la serie) y Siracusa. El próximo día os enseño el resto de la isla!


Monreale es un pequeño pueblecito al lado de Palermo en el que se encuentra una de las catedrales más espectaculares que he visto nunca, y he visto unas cuantas...



Vistas increíbles en Erice, un pueblo en lo alto de una roca al que se accede por funicular.





Ruinas conservadas genial, vistas con iluminación nocturna, y sin apenas gente. Quien vaya a Sicilia no puede perderse Agrigento, aunque suponga desviarse horas de la ruta marcada! Además tiene el aliciente de La Scala del Turchi, una playa con una roca blanca impresionante, donde tumbarse a tomar el sol en un paraje de lo más especial. ¡No olvidéis las gafas de sol y la protección solar! Es tan blanca que refleja todo el sol, como la nieve.



Punta Secca es un rincón muy tranquilo y con poco turismo, y fundamentalmente italiano. En Marina de Ragusa, al lado, ya hay mucho más ambiente, pero aquí es relax puro. Aunque cada vez más, los fans de la serie del Comisario Montalbano se acercan a ver el pueblo en el que vive o su casa. Puedes incluso alojarte en ella, y ver los maravillosos atardeceres desde su terraza.Viajamos con mis padres y mi padre, que es un gran seguidor de la serie, disfrutó como un enano.




Fontane Bianche, una playa sacada de una postal caribeña en plena Europa.



En Siracusa hay que visitar las ruinas arqueológicas, y hacerle una visita a la tumba de Arquímedes.


Y en Catania, echarte una siesta en Isola Bella, una playa preciosa pero muuuy incómoda si no llevas cangrejeras, al lado del famoso pueblo de Taormina.


Siracusa se ha convertido en una de mis ciudades favoritas, con rincones llenos de encanto como estos.



¿Qué os ha parecido? ¿Habéis estado en Sicilia? ¿Entra en vuestros planes? Feliz martes a todos!!