martes, 14 de noviembre de 2017

BUCEANDO EN TULAMBEN, BALI

Hola a todos! ¿Qué tal se presenta la semana? Algunos de vosotros sabéis que desde hace unos meses me he aficionado al submarinismo, me saqué el título de una estrella y he hecho varias inmersiones desde entonces. Teniendo en cuenta que el mar me da pánico, es algo bastante curioso la paz que siento ahí abajo.
El caso es que todo ésto comenzó en Bali, en una zona llamada Tulambén, donde descubrí que había un pecio de la segunda guerra mundial, americano, hundido por los japoneses, que ponían muy bien porque estaba muy cerca de la costa, a poca profundidad y lleno de vida marina. Me puse en contacto con una chica española que tenía un centro de buceo allí y quedamos para una de las mañanas que estábamos en la isla.
Cuando haces un bautismo, en teoría tienen que darte unas horas de formación teórica, unos ejercicios prácticos y luego ya las inmersiones. Sin embargo, en el sudeste asiático todo es un poco más difuso, y tras una charla informativa y unos ejercicios en la orilla hicimos la primera inmersión. La parte buena es que como no sabes nada no tienes miedo. La parte mala, que como no sabes apenas nada si hay cualquier problema tienes que confiar que el instructor esté pendiente de tí y lo solucione ahí abajo.


Bueno, el caso es que no hubo problema alguno y verme bajo el agua fue una de las cosas más increíbles que me han pasado. La paz, los colores, la sensación de ingravidez, el sonido de tu respiración...Fue lo más parecido que puedo imaginar a estar en otro planeta, y salí de allí con un subidón tremendo y unas ganas tremendas de volverme a meter.



En la segunda inmersión incluso nos metimos por dentro del barco, en las partes más anchas, y me terminé de enamorar del buceo.






Hacer el curso ha sido un antes y un después, la formación teórica dura días y tienes que hacer un examen. Las prácticas en piscina son también varios días, y después en un fin de semana en mar se hacen otras cuatro inmersiones, de forma que te hace sentir confiado y capaz de reaccionar ante un eventual problema. Aprendes a controlar la flotabilidad con la propia respiración y a no parecer un pato mareado (o una foca borracha) ahí debajo. Aprendes cómo compartir aire con los compañeros y cómo actuar si eres tú el que se queda sin aire, así como a revisar tú mismo tu propio equipo y asegurarte de que está todo en orden.







Nuestra cámara era muy mala y hay pocas imágenes que merezcan la pena, así que me he tomado y la libertad de buscar en la red un par de imágenes del barco para que os hagáis una idea de lo chulo que es.

 http://balisuntours.com/package/tulamben-scuba-dives/

http://daimarsadventures.blogspot.com.es/2012/10/uss-liberty-usat-liberty-shipwreck.html

sábado, 11 de noviembre de 2017

OUTFIT EN LA CIUDAD ETERNA

Hace unas semanas tuve unos días de vacaciones y nos fuimos a Roma, a la que siempre es un placer volver, y a Nápoles, que no conocía y me conquistó, a pesar de que estuvimos poco tiempo ya que nuestro objetivo en la zona era visitar las ruinas de Pompeya y Herculano. Cuando viajo, lo primordial es ir cómoda. Nunca me veréis de turismo con taconazos, pero también me gusta ir mona, una cosa no está reñida con la otra y al fin y al cabo las fotos las vas a estar viendo muchos años, no es plan de ir hecha un trapo ;). Así que tiro mucho de vestiditos con deportivas porque unen los dos requisitos. En este caso, os quiero mostrar un outfit muy sencillo pero resultón, que Italia es mucha Italia y una no puede ir hecha un cuadro jaja! Espero que os guste.








Para recorrer una ciudad durante todo el día hace falta una buena mochila, donde quepa agua, las guías de viaje, un pañuelo o chaqueta por si bajan las temperaturas,algo de picar, cargador portátil para el móvil y otras mil cosas que van haciendo falta. Para eso, nada mejor que esta preciosa mochila de Mr. Wonderful súper cómoda y cuqui, que se va a hacer imprescindible en todos mis viajes. Además viene genial para llevar todo lo que puedes necesitar en los aviones, como un pequeño neceser, la documentación, tablet, libro...tiene una capacidad increíble!

El vestido es de algodón orgánico de H&M, es fresco y muy, muy cómodo. Es de tirantes y ya no apetece, pero si lo llego a descubrir antes lo hubiera comprado en varios colores, se ha convertido en todo un básico para mí.

La camisa tejana es de Stradivarius, tiene ya años pero es un valor seguro para los viajes, porque lo mismo vale de chaqueta como en esta ocasión que de camisa a la que superponer un jersey si hace frío.

Las deportivas blancas son de Deichmann, y que os voy a contar que no sepáis ya sobre las deportivas blancas. Son un básico total para cualquier cosa, vestidos, vaqueros y ropa de cualquier tipo. Pegan con todo y son imprescindibles en los viajes.

Feliz fin de semana a todos!!

domingo, 5 de noviembre de 2017

SPRAY ACLARANTE GO BLONDER JOHN FRIEDA

Buenos días a todas y feliz domingo! Hoy os vengo a hablar del Spray aclarante Sheer Blonde Go Blonder de la marca John Frieda. Muchas ya sabéis que llevaba años tiñéndome de cobrizo, pero hace como medio año me harté de tener que estar siempre pendiente de la peluquería y de perder ese precioso tono cobrizo en apenas dos semanas, así que me apliqué un tinte similar al mío (más oscuro, con idea de que al aclararse con el sol y los lavados se mimetizara con mi tono y no hubiera efecto raíz) y quedé muy contenta con el resultado. Además, el pelo claro en verano con el sol toma uno reflejos preciosos y parece que acabas de salir de California.

Peeero el Verano se acaba, llega el Otoño, ese tono luminoso desaparece y el cabello se ve más apagado y menos dorado.  Así que, en busca de algo que mantuviera los reflejos del sol en mi pelo, descubrí esta marca. Supongo que muchas de vosotras ya la conoceréis, pero para mí era una absoluta desconocida. John Frieda tiene una línea entera dedicada a las rubias, Sheer Blonde, y dentro de esta, una más específica aclarante, Go Blonder. Tiene diversos productos: Champú, acondicionador, spray, tratamiento de un solo uso...Esto es lo que a mí me interesaba, mantener en invierno el toque de sol del verano sin pasar por la pelu, así que esa era mi gama. Sin embargo, leí que el champú reseca bastante el pelo, y ahora estoy contenta con mis champús de Giovanni y no quería cambiar, así que tras mucho investigar me decanté por el spray Go Blonder.



Según opiniones de Internet, no da ese tonillo naranja que otros sprays para rubias aportan al cabello, así que es perfecto para mí. Se puede usar tanto en pelo teñido como natural, pero tienen que ser tonos claros para que el efecto sea perceptible y natural. El número de aplicaciones para obtener los resultados deseados puede variar, pero si te tiñes el pelo, recomiendan no hacerlo más de diez veces entre coloraciones. Yo creo que eso es mucho, mi idea es aplicarlo un par de veces o tres hasta conseguir lo que busco y luego dármelo una vez al mes o algo así para mantenerlo todo el invierno, hasta que vuelva a salir el sol.

 Su efectividad viene dada por la manzanilla, los cítricos y el peróxido de hidrógeno, así que ojo porque si se abusa puede resecar el pelo. Yo suelo darme una vez a la semana aceite de coco en medios y puntas, me hago un moño y a dormir. Al día siguiente me lavo el pelo y me queda suave y suelto, así que no creo que tenga ese problema con las pocas veces que llevo idea de usarlo. No obstante, aviso.

La forma de uso es sencilla. Tras lavar el pelo, con éste húmedo, se aplica el spray por donde se quiera conseguir el efecto: Puede ser todo el pelo, sólo las raíces o bien en mechones concretos para conseguir mechas. Se activa con el calor, así que como mínimo, hay que secarse el pelo con secador, y mejor aún pasarse la plancha o las tenacillas. Y listo, hasta la siguiente vez.

¿Mi experiencia? Sólo lo he usado una vez. Con el pelo mojado tras lavármelo, lo he dividido en tres partes y he ido aplicando el spray por raíces y medios. Como las puntas las tengo muy claras ahí no he echado, pero quiero decir que no he prestado mucha atención, si ha caído ha caído. Imagino que si busco un efecto como el del sol en mi pelo es bueno no hacerlo perfecto. Luego he secado con el secador. No uso nunca las planchas y no tengo pensado hacerlo tampoco ahora, igual pruebo algún día a ver si es verdad que el efecto se nota más, pero creo que con el secador es suficiente. Es cierto que he notado el pelo ligeramente más dorado y luminoso, aunque puede ser sugestión, con una aplicación veo difícil obtener resultados. No está nada seco. Iré actualizando la entrada según lo vaya usando.



Lo he comprado en Clarel por 12'99€, y sé que se vende también en la parafarmacia del Corte Ingles, además de en Amazon y perfumerías On line. Una búsqueda rápida en Google y encontraréis el punto de venta más cercano.

Y vosotras ¿Lo conocíais? ¿Lo habéis usado?