viernes, 30 de agosto de 2013

KENIA PARTE III: CONOCIENDO A LOS MASAI

Por fin llegamos a Masai Mara! El parque más famoso, más comentado, que más veces a salido en reportajes, hogar de los Masai...una maravilla vamos! La verdad es que desde el jeep te vas dando cuenta de que entras en una zona del país con una etnia distinta, van siendo cada vez más altos y estilizados, las mujeres comienzan a llevar el pelo rapado, llevan telas coloridas a la espalda y los hombres las característica telas rojas a cuadros aunque debajo vayan vestidos a la occidental. Se ven muchas vacas y te encuentras a la gente apoyada en largos bastones sobre una pierna, mirando a la carretera. Los masai son un pueblo que han mantenido vivas sus costumbres ancestrales. Claro que toman cosas de la cultura occidental! De hecho, casi todos llevan móvil, relojes, etc...pero todo esto lo suman a lo suyo. Siguen practicando la poligamia (cada mujer y sus hijos vive en una casa distinta y el hombre va rotando), tienen un servicio militar especial que dura seis años y llevan marcas en la cara, piernas o brazos que indican a qué tribu concreta pertenecen. No sé hasta qué punto siguen viviendo así porque a los turistas nos mola y "vende", ya que pagamos por ver sus poblados, pero creo que en gran medida siguen manteniendo vivas sus costumbres ya que veías a los pastores masais pastoreando en las reservas con su lanza, su maza,la gente en las calles, llevando su vida normal sin fijarse siquiera en nosotros. es más, te avisaban de que no hicieras fotos porque se podían enfadar mucho.

¿Qué os parecen las vistas desde nuestra terraza? Más vale que no estaba a ras de suelo jaja!!



Masai Mara son extensiones inmensas e interminables llanuras cubiertas de ñús, miles y miles de ñús y cebras!




Por fin vimos a un león adulto, más tranquilo que nada, el solo ahí en medio de la sabana!





En Masai Mara siempre hay alguien al acecho..





A esta casi casi la podíamos tocar! Se estuvo paseando entre los jeeps hasta que decidió tumbarse ahí en medio.







Y con un atardecer precioso sobre tierras de África me despido! El lunes continuaremos con este viaje fotográfico que a mí me está permitiendo recordarlo todo y que espero que a vosotras os esté gustando.

jueves, 29 de agosto de 2013

KENIA PARTE II: IN THE ROAD & NAVEGANDO ENTRE HIPOPOTAMOS


Tras los parques que os enseñé ayer, cogimos el jeep y de nuevo carretera y manta! Fue muy enriquecedor las horas que pasamos en el jeep. ir conociéndonos con los compañeros, ver la Kenia auténtica, como viven sus gentes...Me pareció muy curioso, así que os quiero mostrar parte de ello aquí. Las carreteras, incluso la vía principal del país, son dos carriles, pero es una locura (y da bastante miedo) ver cómo se convierten en tres o incluso cuatro carriles por obra y gracia de los adelantamientos, da igual que haya línea continua, que vengan camiones...todo vale! En la carretera se mezclan jeeps, coches buenos (había más de los que me imaginaba), camiones, moto taxis y carretas de burros, todo conviviendo a la vez. Mil puestos de comida e incluso de telefonía móvil se levantan a ambas orillas de la carretera, y los niños que van al cole con sus uniformes impecables (la educación básica es obligatoria y gratuita para ambos sexos) saludan desde los arcenes.







Ese día y al siguiente visitamos los lagos Nakuru y Naivasha con sus respectivos parques. El primero es famoso por el lago donde antes se veía una gran mancha rosa compuesta de flamencos (en Memoria de Africa hay una escena muy famosa en este lago). Ahora hay unos cuantos, pero no tantos como antes debido al calentamiento global. En ese parque vimos a una de las estrellas del safari: El leopardo. Muy difícil de encontrar ya que es muy esquivo, lo vimos dormitando en una rama más tranquilo que nada. Nos emocionamos mucho, pero no os lo pongo aquí ya que estaba un poco lejos y no se apreciaría bien! El paisaje como veis, espectacular.









Más tarde fuimos a Naivasha, donde a la mañana siguiente cogimos una barca para navegar entre hipopótamos. Aunque me daba un poco de respeto, ya que es un animal muy territorial y agresivo, lo cierto es que estaban muy tranquilos. Es todo un subidón de adrenalina verlos dormitar en el agua, sumergirse y seguir el rastro de burbujas cuando se desplazan. El paisaje de este lago es totalmente distinto a cualquier otra cosa, me recordó a una palícula de Tim Burton. Bueno, y a Hitchkok con todos esos árboles repletos de pájaros.




Ahí hicimos una excursión a pie muy bonita, donde vimos jirafas muy cerquita. Desde el suelo y tan cerca te das cuenta de lo altas que son!



Y esto es todo por hoy, ¿Qué os parece? Mañana conoceremos a los Masai!!

miércoles, 28 de agosto de 2013

KENIA PARTE I: LOS PRIMEROS PARQUES

Tenemos la idea preconcebida de que en Kenia todo es sabana, todo son matorrales amarillentos y sol abrasador. Y no es así. Hay zonas que sí, como Samburu y Masai Mara, pero también hay selvas, cascadas, zonas muy muy verdes y temperaturas frescas. De hecho por las mañanas y las noches tirábamos de forros polares, y a mediodía nos cocíamos en tirantes. Kenia está en el ecuador y por tanto, aunque allí ahora es verano, no tiene grandes fluctuaciones de temperatura. Sus estaciones se dividen en temporada de lluvias y seca. Nosotros fuimos en la seca, aunque en Zanzíbar (Tanzania)nos llovió casi todos los días. Consecuencias del calentamiento global....

Llegamos a Nairobi a las 6 de la mañana tras 9 horas de vuelo desde Amsterdam, mas las 2 horas y media que nos costó llegar de Madrid a Amsterdam. Afortunadamente la diferencia horaria es de 1 hora nada más por lo que no hay jet lag. Nos metieron en un jeep con otra pareja súper maja de Aranda de Duero y nos fuimos al primer parque: Samburu. Ese día caímos rendidos tras ver nuestros primeros animales: cebras, jirafas, impalas, gacelas, monos...y leones!















Al día siguiente visitamos Aberdares, donde hicimos noche en un refugio de montaña que daba a una charca donde iban los animales a beber. Es para vivirlo. Ahí hacía un frío que pelaba, por cierto.

Los amaneceres en Africa son como estar dentro de un cd de música de Spa. Se oyen los pájaros, los monos...es increíble. Además los hotelazos donde te meten son los mejores que he visto en mi vida, aunque es una pena ya que no puedes disfrutarlos todo lo que te gustaría. Y hay que tener mucho cuidado en cerrar bien las puertas de la terraza para que no se te metan los monos dentro, jaja!! Como véis, aquí el paisaje cambia bastante.






Poco hay que decir del tema outfits: todo son pantalones desmontables de montaña, camisetas de Decathlon y forros polares. Y botas de montaña, claro!

Mañana continuamos el viaje, chicas!