Buscar en este blog

lunes, 7 de enero de 2019

RUTINA FACIAL PARA PIEL SENSIBLE Y REACTIVA CON OSHADHI




Bueno, pues allá vamos. Ya he comentado alguna vez: tengo la piel muy sensible. El tipo de piel que se ve bonita, luminosa, sana...y de repente reacciona y se pone roja, o le salen granitos, o me escuece a rabiar. Hace años mi piel era un escándalo, no me dejaba vivir tranquila, hasta que descubrí los aceites y me cambiaron la vida. No volví a tener una reacción. Pero una, que no puede estarse quieta y tiene que probarlo todo, no se quedó tranquilita con los aceites, no. Ya voy cumpliendo años y me gusta probar cosas nuevas, que sirvan para frenar el envejecimiento. Ya sabéis, arruguitas, indicios de flacidez...Esas cosas tan ideales que trae la edad. Así que voy probando cosas, y unas me vienen bien, y otras me dan reacción.

Y cuándo me noto la piel incómoda, o tirante, o he tenido una de esas reacciones, mi salvación es esta rutina que os voy a contar ahora, que me calma, me hidrata y restablece mi cutis para volver a tenerlo fino, luminoso y bonito.




Para empezar, por la noche me lavo con el aceite facial Purity. Esta joya es aceite de Jojoba mezclado con macerado de rosas, y deja la piel preciosa, cómoda y limpia. Se lleva todas las impurezas, maquillaje, suciedad, restos de protectores solares y cosméticos... . Lo uso siempre por las noches, es un básico para mí. Como segunda limpieza, uso jabón negro. No deja la piel tirante y siento que me equilibra. ¡Ojo! Hay que secarse la piel sin frotar, que nos conocemos. Por las mañanas sólo hago una limpieza, cualquiera de las dos.

Luego aplicó un tónico ideal de la marca coreana Whamisa, hecho a base de plantas y hierbas. Compré una muestra por eBay, me ha durado un montón y me encanta. Noto cómo trabaja para recuperar la salud de mi rostro. Hablaré con más detalle de este tónico-esencia en otra entrada.

Después pulverizo hidrolato de lavanda, súper calmante, y sobre la piel húmeda aplicó unas gotitas del mismo aceite que he utilizado para lavar. Es una rutina muy básica, muy sencilla pero también muy efectiva, y si lo que necesitáis es calmar vuestra piel, es muy probable que a vosotras os funcione también.

Mis hidrolatos y aceites son en su gran mayoría de la marca Oshadhi: son puros, con una calidad estupenda y un precio muy asequible. Si no los encontráis en vuestra zona, se pueden comprar por internet . El jabón africano lo compré en Iherb, pero como de momento esa opción ya no existe desde España, hay que buscar otras alternativas. Cuando se acabe el mío (para lo que queda bastante porque es eterno) probablemente compre éste.

Si tengo la piel muy muy irritada y sensibilizada, aún lo simplifico más. Lavo mañana y noche con el aceite, pulverizo el hidrolato y aplico unas gotas del mismo aceite. Esto puedo hacerlo un par de días y luego ya añadir el jabón y el tónico, que ayudan a que mi piel esté más fuerte y sana.




Espero que os haya resultado de utilidad. Feliz Navidad!

4 comentarios:

  1. pues es interesante la verdad! gracias por compartirla!besits!

    ResponderEliminar
  2. Es interesante, las cosas como son, leer sobre una marca distinta. Te recomiendo que te curres el título de las entrada y las edites, para poner el nombre de la marca. Así, si alguien busca info sobre esa marca le saldrá, si no es bastante dificil que google o otros buscadores indexen el post adecuadamente.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que te resulte interesante, y gracias por el consejo, lo tendre en cuenta!
    Besos

    ResponderEliminar