lunes, 20 de marzo de 2017

COSMÉTICA NATURAL: MASCARILLA FACIAL CASERA DE ARCILLA BLANCA Y TÉ MATCHA

Buenos días y feliz semana a tod@s!! Ya está aquí la Primavera, qué ganas tenía. Hoy os voy a hablar de una mascarilla que me hago en ocasiones. Como sabéis, me gusta mucho utilizar productos naturales, no sólo porque crea que son más efectivos sino porque así sé qué me estoy dando exactamente en la piel y evito aplicar productos químicos dañinos y tóxicos. Al mismo tiempo, me gusta mucho cuidar la piel, no sólo porque esos cuidados se noten y sea una gozada verse la cara resplandeciente e hidratada, porque previnamos o tratemos el envejecimiento o porque nos hayan dicho desde pequeñas lo importante que es cuidarse, sino porque la verdad es que disfruto haciéndolo. Disfruto aplicando cremas, aceites y lociones en la piel, exfoliando, poniendo mascarillas...son un rato para mí, un tiempo de relax yque disfruto enormemente.

Los fines de semana, cuando habitualmente disponemos de un poquito más de tiempo, me gusta elaborar mascarillas caseras y naturales. En esta ocasión he hecho una a base de arcilla blanca caolín, té matcha, hidrolato de Jara y vinagre de manzana. Vamos a ver qué propiedades tiene:


- La arcilla caolín es una auténtica maravilla. A mí me encanta usarla en mis mascarillas para limpiar, descongestionar y regenerar mi piel. En mi otro blog tengo una extensa entrada sobre esta arcilla que seguro que os interesa.

- El té matcha es uno de esos productos que tienes que tener un tu casa sí o sí. Me encanta tomarme un Matcha latte por las mañanas, y sus propiedades son increíbles. Es un gran antioxidante, lucha contra los radicales libres, tiene cantidad de vitamina C, D, E, K y B2, purifica la sangre gracias a la clorofila y es rico en catequinas, fibra y minerales. Es mucho más potente que el té verde ya que en el caso del matcha se trata de la hoja entera pulverizada, por lo que te tomas todos los nutrientes sin desperdiciar nada. Y de estas propiedades tan interesantes puede beneficiarse nuestra piel si lo aplicamos de forma tópica.

- Vinagre de manzana.- Otro producto de nuestra despensa que tiene grandes beneficios para nuestra piel. Contiene ácido málico y láctico, que realizan una buena exfoliación al aplicarse vía tópica. Regula el ph de la piel, es antibacteriano y mantiene los poros limpios. Deja la piel suave y luminosa. Es un gran aliado contra el acné, pero aunque no sea ese tu problema puedes beneficiarte de sus propiedades. Además, reduce las rojeces.

- Hidrolato de Jara.- Oxigena la piel, mejora la circulación y es astringente, por lo que cierra los poros. Elimina las toxinas, estimula la regeneración celular y es un genial anti-edad. También podríamos optar para esta mascarilla por le hidrolato de Rosa.

Como podéis ver por los ingredientes, esta mascarilla deja la piel exfoliada, fina, suave, oxigenada y luminosa, además del tratamiento profundo anti envejecimiento, detox y aintioxidante. Es muy sencilla de preparar.

























Hay que tener en cuenta que es mejor mezclarla con una cucharita de madera o plástico que de metal, pues el metal a veces puede hacer que los principios activos se vean alterados. Yo no tengo muy claro que esto sea así, pero por si acaso, nada de metal.

























Pon 1/2 cucharadita de té matcha y añade hidrolato de jara para disolver el té. 1 cucharadita debería ser suficiente. Una vez esté bien disuelto añade 1/2 cucharadita de postre de arcilla caolín, 1 de vinagre y remueve. Si queda muy líquido, añade un poco más de arcilla. Si es muy pastoso, un poco más de hidrolato. Aplica con un pincel por toda la cara y deja que se seque completamente. Conforme se vaya secando irás notando que tira. Procura no gesticular mucho o se te caerá la mascarilla a trozos!! Cuando se haya secado es el momento de retirarla. Moja bien la cara para reblandecerla y termina de eliminarla con esponjitas. Si tu piel es muy sensible puede haberse enrojecido un poco ya que la arcilla es exfoliante, el vinagre también, y si además frotamos podemos irritar un poco. Así que la primera vez que la hagas te recomiendo que uses menos cantidad de vinagre y mojes bien la piel para retirar la mascarilla, tratando de no frotar mucho con las esponjitas. Pero tranquila, incluso si se enrojece toda la cara o parte de ella, bajará enseguida y podrás disfrutar de una piel preciosa, luminosa y suave.

Vale, estoooo....Creo que borraré la foto en breve jajaja!! Disfrutadla mientras podáis.
¿Soléis haceros mascarillas caseras? ¿Utilizáis algunos de estos ingredientes? ¡¡ Feliz semana a todos!!

4 comentarios:

  1. Pues tomo té matcha a diario y he leído recetas de postres, pero no de mascarillas caseras...me ha encantado!
    La probaré y te cuento.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Que buen consejo!!! soy un poco vaga para las mascarillas caseras pero es algo que veo que merece la pena. No borres la foto que estas preciosa
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. ¡Pues muy interesante la mascarilla! Me la apunto para cuando tenga tiempo porque a mí me gustan mucho las mascarillas caseras pero ahora siempre voy con prisas ^^ Un besote

    ResponderEliminar
  4. ¡Buenos días! Pues me apunto la elaboración de esta mascarilla casera... la verdad es que nunca he hecho ninguna, pero me vendría bien para relajarme algún que otro finde! jejeje

    Un beso,
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar