lunes, 29 de junio de 2015

COMO IR DE COMPRAS Y NO MORIR EN EL INTENTO

Hola a todas!!

Ahora que las rebajas están aquí ya, esta entrada me parece muy apropiada. Se me ocurrió el otro día, cuando me fui de compras un sábado y me percaté de que no era tan fácil elegir qué ponerse como puede parecer a simple vista. Porque vamos a ver:

Que levante la mano a quien le guste ir de compras. Pues todas, o casi todas, obvio ¿Verdad?

Y ahora, que levante la mano quien nunca haya acabado frustrada, cansada, despeinada, desanimada y con los pies doloridos en un probador con luces asesinas. Ahhhh, ahora veis por dónde van los tiros, eh?

Pues eso, que no es tan fácil como ponerte lo primero que pilles y salir por la puerta tarjeta en mano a arrasar en todas las tiendas que veas. Si has planeado un día de compras, donde puedes tirarte 2, 3 horas fácilmente dando vueltas y probándote cosas sin descanso, hay una serie de truquitos que pueden hacer que esta experiencia sea fantástica y no aterradora, independientemente de la cantidad de bolsas con las que volváis a casa.

- Vístete con dos piezas, una camiseta neutra fácil de quitar y poner y una falda o pantalón del mismo estilo, sin muchos botones ni tiras complicadas. Esto hará que, tanto si te pruebas una parte de arriba o una parte de abajo tenga con qué acompañarlo, en lugar de verte en el espejo con una blusa vaporosa y las piernas al aire. Por eso no suelo recomendar vestidos para ir de compras, salvo en invierno, pero esa entrada ya la haremos cuando llegue el frío.

- Los zapatos o sandalias son muy importantes. Deben ser fáciles de quitar y poner, porque si no es un incordio cada vez que te metes al probador tener que ir soltando botones, atando lazos o bajando cremalleras. Si sueles ir de plano unas bailarinas están genial, si vas con tacón es mejor que lleves algo de cuña o tacón porque te verás las piernas mejor, pero tampoco te pases porque acabarás queriéndote amputar los pies, en serio!

- El bolso mejor grande pero cómodo,y llévalo bastante vacío. No lleves bolsos de los de llevar colgados de la muñeca o acabarás maldiciendo la hora en que te lo compraste. Mejor colgados del hombro. Si llevas una chaquetilla (ya sabemos que el aire acondicionado de estos sitios puede ser traidor) puedes meterla en el bolso, y si compras cosas pequeñas tipo bisutería también, lo que te seguirá dejando las manos libres para seguir buscando en las tiendas esos chollos que todas queremos encontrar.

- El pelo, si lo llevas largo, es mejor llevarlo recogido en una trenza para no acabar pareciendo la loca de los gatos. Nadie te librará de acabar como si te hubieras pegado con media tienda, pero conservarás más dignidad que con el pelo suelto, Créeme, sé lo que digo ;)

                          Helena acaba de salir de un probador, seguro!

- Maquillaje.- Todas queremos vernos estupendas cuando nos vamos de compras, pero sabemos que no es el mejor momento para ir muy maquilladas. Así que lo mejor es llevar corrector de ojeras, polvos de sol para no parecer la novia cadáver, un toque de colorete y rimmel. Con esto nos veremos muy bien pero no pringaremos la ropa al probárnosla. Ojo con los labios, un toque de color puede, pero que no sea muy chillón, y desde luego, huye de los glosses, los carga el diablo!!

- Ve depilada, no hay cosa peor para la autoestima que probarte un vestido monísimo y encontrarte con lianas en las piernas. Nooooo!!

- La ropa interior también es importante. Para que todo te quede estupendo, ve con un conjunto que no te ajuste demasiado ni te haga marcas, y si el sujetador es sin tirantes, mucho mejor!

Así nunca, jamás, te verás bien cuando te pruebes ropa. Ojo con esos detalles!


Bueno ¿Qué os parecen estos truquitos ahora que ya están aquí las rebajas? ¿Vosotras utilizáis algunos de ellos o sois más de iros de compras sin pensar lo que lleváis puesto?

8 comentarios:

  1. ¡Gracias por todos los truquitos! Un besote

    ResponderEliminar
  2. Llego varias horas tarde. Hoy mismo fui de compras y quise morirme, entre que las tallas juegan conmigo, las etiquetas del precio marcaban mil cosas distintas, los pelos sin recoger que iba peor que la pobre Helena y encima mis braguitas súpes cucas han decidido ensanchar mil metros para que todo, hasta mis pantalones favoritos me quedaran mal, pero eso si, una vez que ya estaba lejos de casa.
    Me encanta tu entrada.
    Gracias por esos consejillos que harán de mis próximas compras un infierno menos caluroso.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja Esas fotos de la Carter y las bragas apretaditas me han matado de risa! Yo también suelo tener en cuenta la ropa, sobre todo porque como además suelo ir con mis niñas, cuanto menos tarde, menos se desesperan ellas.
    BESOS!

    ResponderEliminar
  4. Cute post :)

    Check out my blog: www.the-goldensoul.blogspot.com

    XOXO,
    Inês

    ResponderEliminar
  5. Bien, sigo todos los consejos ^^ Bueno, menos el de ir con trenza porque soy lo peor haciendome cosas en el pelo xD
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Son consejos perfectos, yo intento llevarlos a cabo porque odio los probadores! Saludos!

    ResponderEliminar